Última actualización: martes, 29 de noviembre de 2016

Para hacer que este sitio web funcione apropiadamente, a veces colocamos en tu dispositivo pequeños archivos de datos llamados "cookies". La mayoría de los sitios grandes también hace esto.

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo de texto que un sitio web guarda en tu computadora o dispositivo móvil cuando lo visitás. Esto le permite al sitio recordar tus acciones y configuración (como inicio de sesión, idioma, tamaño de la tipografía y otras opciones de visualización) sobre un período de tiempo, así no tenés que andar iniciando sesión cuando regresés al sitio o al navegar de una página a la otra.

¿Cómo usamos las cookies?

Usamos cookies para recordar:

En algunos casos, también usamos cookies ofrecidas por terceros de confianza. Estos terceros pueden usar cookies para mejorar las publicidades de las cuales se sirven en nombre nuestro, o para rastrear estadísticas de uso anónimas. Algunos de estos terceros pueden usar cookies para ofrecernos cualquier bono que puedan ofrecer por compras que hacés.

Estas cookies no son usadas bajo ningún otro propósito que los ya descriptos acá.

Cookies de Google

Este sitio web usa Google Analytics, la cual es una de las soluciones analíticas más usadas y confiadas en la web, que nos ayuda a entender cómo usás el sitio, y nos ayuda en las formas en que podemos mejorar tu experiencia. Estas cookies pueden rastrear cosas como cuánto tiempo pasás en el sitio y qué páginas visitás.

El servicio de Google AdSense que usamos para ofrecer publicidad usa una cookie de DoubleClick para otorgar publicidad más relevante alrededor de la web, y para limitar el número de veces que se te muestra una determinada publicidad.

Leé más

Cómo controlar las cookies

Podés controlar y/o eliminar cookies a gusto. Para más detalles, visitá www.aboutcookies.org [en inglés]. Podés eliminar todas las cookies que ya estén en tu computadora y podés establecer en la mayoría de los navegadores web que eviten conservarlas. Sin embargo, si lo hacés, vas a tener que configurar manualmente algunas opciones cada vez que visités un sitio, y es probable que algunas funciones se deshabiliten o fallen.